Menu

Al Honorable Congreso Nacional:Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) presenta respetuosas recomendaciones, al Estado y la sociedad, para atender la crisis sanitaria actual de lucha contra el COVID – 19 y el dengue, así como la preparación poscrisis de la transformación nacional.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos formula respetuosas recomendaciones al Poder Legislativo, reconociendo la importancia de las iniciativas y propuestas del Poder Ejecutivo, y recomendando que el debate y los consensos, en el Congreso Nacional, comprendan tanto medidas y recursos para atender eficazmente la actual crisis sanitaria contra el coronavirus y el dengue, como la preparación para el inicio, en el corto plazo, de la gestión poscrisis que dé inicio a la necesaria transformación nacional de Honduras.

El CONADEH hace suya la importancia que el Poder Ejecutivo expresa, en su comunicado, de salvar vidas, empleos y la economía, ante el impacto y el desastre consiguiente del coronavirus y del dengue, en Honduras; y, en esa dirección, dar el apoyo debido a la micro, pequeña y mediana empresa, incluyendo al sector productor; y la solicitud consecuente, al Congreso Nacional, de aprobar medidas económicas de carácter tributario y de alivio para los trabajadores.

Sin embargo, en lo que respecta a “Medidas de alivio a los trabajadores suspendidos”: el CONADEH considera que el debate legislativo, debería tomar en consideración y precisar que, la situación actual deriva de amenaza y agresión de un mal público como son la pandemia y los desastres derivados de la misma.

El aislamiento obligado de las personas, incluyendo los trabajadores y empresarios, en este caso, ha dependido de una situación extraordinaria global que supera cualquier previsión normal y diligente del Estado: Lo que le ha obligado a declarar “Toque de queda absoluto” o más propiamente un estado de emergencia sanitaria, con suspensión temporal del ejercicio de algunos derechos humanos y aislamiento obligado, igualmente temporal, de las personas y familias, imponiendo la obligación de interrumpir la actividad laboral y empresarial, pero no de suspender la relación de trabajo.
En consecuencia, sin perjuicio del apoyo correspondiente a los empresarios, el Estado tiene la responsabilidad de acudir al diálogo social para proteger, con mayor empeño, al trabajador contra la amenaza de suspensión de la relación de trabajo y, con mayor razón, del injustificable despido.

En lugar de amenazas, en ese sentido, y de aumento del nivel alarmante de desempleo y su incidencia en la inhumana dimensión de la pobreza colectiva e individual en Honduras: lo que se requiere y recomendamos hacer, es dialogar socialmente, en forma tripartita; incentivar inteligentemente la recuperación de los niveles productivos de las empresas; y crear más trabajo digno y empleo decente y productivo, para los hondureños y hondureñas que lo necesitan.

Todo ello, en función del deber del Estado de promover el desarrollo y de atender los principios que deben sustentar al sistema económico de Honduras, como son los de eficiencia en la producción y de justicia social en la distribución de la riqueza y el ingreso nacional “así como en la co-existencia armónica de los factores de la producción que hagan posible la dignificación del trabajo como fuente principal de la riqueza y como medio de realización de la persona humana”, tal como lo señala el Art. 328 de la Constitución de la República.

Cumplir con esos deberes actuales, contribuirá a la transformación nacional que, en gestión poscrisis, todos debemos propiciar, cimentando la base de la seguridad humana y del crecimiento económico inclusivo en Honduras, conforme lo prevé el Tratado Marco de Seguridad Democrática en Centroamérica, la Alianza Centroamericana para el Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de la Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

En esa virtud, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, recomienda respetuosamente, al honorable Congreso Nacional, tomar en cuenta lo anteriormente señalado y, centrado en la dignidad del ser humanos como fin supremo de la sociedad y el Estado, ampliar el debate de esa importante iniciativa del Poder Ejecutivo.

Recomendamos adicionalmente asegurar recursos nacionales propios e internacionales complementarios que nos posibiliten atender: la grave dimensión desastrosa de la actual crisis sanitaria (incluyendo medidas dirigidas a atender las personas y familias, y la disminución de sus ingresos como resultado de su aislamiento obligatorio, tal como recomendado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales); la lucha contra el coronavirus y sus consecuencias, en particular sobre su contención y control; el empleo, la productividad empresarial y el trabajo informal; y, asimismo, sobre la construcción de los cimientos poscrisis de la transformación nacional de Honduras.

A ese efecto, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos recomienda al honorable Congreso Nacional: tener presente, en su debate, las recomendaciones formuladas públicamente, el 29 de marzo, por ésta institución nacional de derechos humanos. Análogas recomendaciones, a nivel subregional, fueron también hechas, de manera más general, el 28 de marzo, por los defensores de los pueblos de siete Estados centroamericanos que conforman el Sistema de la Integración Centroamericana, por la iniciativa y con la representación de su Presidente hondureño, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Dr. Roberto Herrera Cáceres.

El objetivo y el destino específico de las medidas recomendadas por el CONADEH, son los siguientes: combatir y controlar el COVID – 19; adoptar medidas prontas dirigidas a atender las personas y la disminución de sus ingresos como resultado de su aislamiento obligatorio, en particular apoyando y protegiendo las familias en condición de vulnerabilidad; asegurar el goce efectivo del grado máximo de salud y educación por el pueblo, en especial por quienes viven en condiciones de pobreza; lograr la participación activa de las personas pobres en el crecimiento económico inclusivo, con creación de trabajo digno y empleos decentes y productivos; dar el apoyo que requieren todas y todos los pequeños y medianos productores y empresarios, así como los trabajadores informales; y hacer posible un impulso real y sostenido de protección y mitigación de los efectos del cambio climático, en particular, sobre zonas rurales, campesinos y otras personas que trabajan en esas zonas.

Por lo anteriormente expuesto y recomendado, urgimos respetuosamente, al Congreso Nacional y a la sociedad civil, a apoyar las recomendaciones que el CONADEH formula en esta exposición, sobre el objetivo y destino específico de las medidas y el aumento de nuestras disponibilidades nacionales, para lo cual recomendamos también que se capte recursos adicionales que provendrían de una gestión exitosa de condonación de nuestra deuda externa y de la participación productiva de Honduras en el Plan Coordinado de Asistencia Humanitaria de la ONU para atender los efectos de los desastres provocados por el Coronavirus. Plan que ha sido puesto en vigencia, desde el 31 de marzo, por la Secretaría General de la ONU.

Fundamentamos esta recomendación en la Constitución de la República de Honduras, el Tratado Marco de Seguridad Democrática en Centroamérica, la Alianza Centroamericana para el Desarrollo Sostenible, la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, las normas de la Organización Internacional de Trabajo y el COVID – 19 (Coronavirus) y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Editar la entrada < CONADEH — WordPress

Tegucigalpa, Honduras, Centroamérica, 1 de abril de 2020.


H. Roberto Herrera Cáceres
Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

Tweets Recientes

REDES SOCIALES

  • 663 posts
  • 106440 comments
  • 1,729 followers

CONTÁCTENOS

  • Tegucigalpa| Honduras | C.A.
  • Teléfono: (504) 2231-0204, 2231-0882, 2235-7697, 2235-3532
  • Correo Electrónico: central@conadeh.hn
  • Website: www.conadeh.hn

MUNICIPIOS DE BIENESTAR SOLIDARIO

«Vanguardia de la Dignidad Humana» PLAN DE ACCIÓN 2014-2020

Portal de Transparencia

 

Correo Electrónico