Menu

Recomendación del CONADEH a las municipalidades

CONADEH recomienda adecuar los presupuestos municipales orientándolos a beneficiar el sector social y a todas aquellas áreas complementarias que contribuyan a mejorar la condición de vida de los habitantes.

Honduras ha revelado ser uno de los países más vulnerables al ataque agresivo de la pandemia del COVID–19 y sus consecuencias, al encontrarse crónicamente debilitado por las carencias preexistentes, como: la pobreza, la desigualdad, el desempleo, los incendios forestales anuales, la sequía, la degradación de suelos, la deforestación, la contaminación ambiental, las plagas forestales y agrícolas, la falta de alimentos, la presencia de epidemias como el dengue, el inadecuado funcionamiento de los servicios públicos, entre ellos, el de salud y educación; la violencia, la delincuencia, incluyendo la corrupción e impunidad, a lo cual se agrega la intolerancia política, el discurso de odio, los desplazamientos forzados Internos y la migración forzada, así como la falta de coordinación y complementación interinstitucional en el Estado, y entre éste y la sociedad, en función de la dignidad humana que es el fundamento y fin supremo del Estado y la sociedad.

Lo anterior, ha producido una crisis sanitaria, humanitaria y de seguridad humana, sin precedentes. Crisis que dejará amenazas más serias a la supervivencia, a los medios de subsistencia y a las condiciones de vida digna para la mayoría de la población hondureña que es aquella en situación de pobreza.

La mejor manera de superar esas amenazas y prevenir nuevas, es valorizar la dignidad de las personas y familias, como fuerza vital del municipio, para auto–ayudarse en la organización y atención de sus propias necesidades y en la determinación de la asistencia complementaria que se requiriese del Estado y la cooperación internacional, para la mayor eficacia de su esfuerzo local hacia el bienestar de la comunidad.

Así los habitantes o vecinos de los municipios, podrán confiar más en el cumplimiento de sus derechos humanos, atender sus deberes de participar activa y constructivamente en la gobernabilidad o buena gobernanza de la seguridad humana y el desarrollo local sostenible, y mejorar sus condiciones de vida con dignidad, conforme a los requerimientos de la Constitución de la República, la Ley para el establecimiento de una Visión de País y la adopción de un Plan de Nación para Honduras, la Ley Orgánica del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, la Ley de municipalidades, y la Resolución, del 25 de septiembre de 2015, de las Naciones Unidas que aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, como Plan de acción y herramienta de planificación de todos los Estados del mundo, que coloca la dignidad humana en el centro; y, en consecuencia, la sociedad y al Estado al servicio de las personas.

Ello podremos lograrlo, en Honduras, aprovechando el proceso avanzado en curso, en treintiseis “Municipios de Bienestar Solidario”, contando con el empoderamiento de los demás y el vigor y la unidad de la sociedad, incluyendo la participación del sector privado, la economía social de la empresa, la academia, las iglesias, los líderes naturales, los agentes del cambio social y demás actores de las comunidades municipales, como protagonistas solidarios y activos, en ésta nueva etapa en la historia de Honduras, que estaría orientada a la vivencia real de los derechos humanos, como medio inaplazable de transformación de nuestra sociedad y nuestro Estado.

Por lo cual, para reducir el impacto de la crisis sanitaria sobre la seguridad humana de la población y la preparación adecuada para participar en la nueva normalidad de dignidad humana y justicia social, recomiendo, a los(as) Alcaldes y Corporaciones municipales que:

  1. De acuerdo a la realidad de cada municipio, adecúen sus respectivos presupuestos municipales orientándolos a beneficiar al sector social en salud, educación, trabajo, vivienda y en aquellas áreas estrechamente vinculadas con dicho sector social, como el medio ambiente; activando asimismo el crecimiento económico local, inclusivo, equitativo e innovador, que contribuya a mejorar progresivamente la condición de vida de los habitantes, con atención especial a las personas pobres o vulnerables de la comunidad.
  2. Realizar esa adecuación, teniendo como norma los objetivos de seguridad humana y desarrollo sostenible señalados expresamente por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, entre ellos los de: poner fin a la pobreza y al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición; promover la agricultura sostenible; garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible, el saneamiento y el acceso a la energía; garantizar una educación inclusiva y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida; garantizar una vida sana y promover el bienestar; reducir la desigualdad; lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas; promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente; tomar medidas urgentes contra el cambio climático y sus efectos, y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y marinos; detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica; y promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas.

CONADEH, Tegucigalpa, Honduras, Centroamérica, 15 de junio de 2020

Dr. H. Roberto Herrera Cáceres
Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

http://www.conadeh.hn

Tweets Recientes

REDES SOCIALES

  • 654 posts
  • 74249 comments
  • 1,729 followers

CONTÁCTENOS

  • Tegucigalpa| Honduras | C.A.
  • Teléfono: (504) 2231-0204, 2231-0882, 2235-7697, 2235-3532
  • Correo Electrónico: central@conadeh.hn
  • Website: www.conadeh.hn

MUNICIPIOS DE BIENESTAR SOLIDARIO

«Vanguardia de la Dignidad Humana» PLAN DE ACCIÓN 2014-2020

Portal de Transparencia

 

Correo Electrónico