Cinco años después de la irreparable pérdida de la compañera defensora de los Derechos Humanos BERTA ISABEL CÁCERES (Q.D.D.G.), el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, a la comunidad nacional e internacional expresa lo siguiente:

  • Nuestra fortaleza, solidaridad, acompañamiento y apoyo incondicional para la familia y compañeros del Consejo Indígena de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), quienes permanentemente exigen justicia por el lamentable hecho que dejó en evidencia la vulnerabilidad a la que nos encontramos expuestos las y los defensores de derechos humanos, en el desempeño de esta labor tan humana.

  • Al Estado de Honduras, en todas y cada una de sus dependencias, motivamos para que dupliquen los esfuerzos y que la justicia no se haga esperar, tomando en consideración las peticiones y exigencias presentadas por las organizaciones defensoras de derechos humanos, específicamente de pueblos indígenas y medio ambiente.

  • Urgimos a las autoridades encargadas de impartir justicia para que, apegados a lo que dicta nuestra normativa legal sustantiva y procedimental, se valore exhaustivamente cada uno de los elementos probatorios que sean aportados, a fin de que prevalezca el acceso a la justicia, el debido proceso legal, reparación integral de las víctimas, así como, la observancia de las garantías constitucionales y judiciales.

  • En el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, continuamos trabajando para crear una cultura de respeto hacia los derechos humanos en su más amplio contexto, llamando incansablemente a las autoridades para que asuman su mandato legal y sean garantes de estos derechos a todos sus niveles.

Tegucigalpa M.D.C., 07 de mayo de 2021.

Categorías: NOTICIAS

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish