Tegucigalpa.-  Estamos obligados a superar la desconfianza mutua,  afán de imposición de criterios e intolerancia. La dimensión de la crisis sanitaria requiere que prevalezca la solidaridad por la dignidad y la seguridad humana de la población, dijo Roberto Herrera Cáceres, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

El Ombudsman del Pueblo, hizo un llamado urgente a toda la sociedad hondureña, y  reconoció, el valor cívico de sus servicios, a los profesionales de la medicina y al personal sanitario que están en la vanguardia de la lucha contra los virus, invitándolos respetuosamente a continuar  contribuyendo con sus meritorios servicios

Recomendó, a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), por medio de su experticia propiciar la convergencia de los médicos de servicio público y privado, con la acción sanitaria progresiva del Estado. Exhortó igualmente a todos los colegios profesionales, a ser parte de dicha convergencia y a unirse incondicionalmente a ésta cruzada nacional, para hacer prevalecer la dignidad humana frente a males públicos,  entre ellos, el COVID 19 y el dengue.

Categorías: NOTICIAS

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish