• Propuso definir el formato del diálogo a seguir y que se incluyan en la agenda aspectos como, las normas académicas, la representación estudiantil y lo relativo a eventuales sanciones o represalias.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, expresó hoy su preocupación por el estancamiento del pre diálogo  entre las partes en conflicto en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), por lo que propuso una serie de acciones encaminadas a buscarle una solución definitiva al problema.

En declaraciones a la prensa, el Defensor del Pueblo, dijo que toda crisis y toda problemática tiene su solución y que lo importante es que exista la voluntad de encontrarla y la racionalidad, entre las partes, de aprovechar su tiempo  para encontrar esa solución.

Sostuvo que lo importante es llegar a la instalación de la mesa mediadora que permita orientar, conducir y asegurar los puntos de encuentro entra las partes.

“Con ese espíritu cívico, al sector estudiantil en protesta y a las autoridades universitarias, les llamamos a reiniciar nuevamente el pre diálogo”.

Según Herrera Cáceres, ese pre diálogo debe vigorar la inclusión, transparencia y buena fe en las partes, para consensuar, un acuerdo a validarse ante los órganos e instancias competentes que tenga como fin la desjudialización de los procesos penales contra los estudiantes imputados, como es la voluntad tanto de los estudiantes como de las autoridades universitarias.

Indicó que esa voluntad común fue expresada en la primera parte del pre diálogo, como condición para  la instalación de la mesa mediadora que tendrá como objetivo, el inicio de un amplio diálogo que involucre decisiones trascendentales para la educación superior en la UNAH.

Agregó que en seguimiento y reiteración de las recomendaciones que ha formulado, desde el 11 de junio, “instamos nuevamente a todas las partes a asumir actitudes consecuentes entre actores universitarios con capacidad de retomar y realizar un proceso de  diálogo académico ejemplar, inclusivo, oportuno y de calidad con respuesta a las necesidades de los estudiantes”

Urge encontrar punto de equilibrio para el retorno a clases

El ombudsman hondureño urgió atender la trascendencia de encontrar el punto de equilibrio consistente en el más pronto retorno a clases como resultado del acuerdo mutuo.

Además, el funcionamiento normal de la UNAH, la observancia de los derechos humanos de toda la comunidad universitaria, la retribución académica al esfuerzo económica que realizan los padres de familia y la respuesta a la legitima expectativa de la comunidad nacional en lo que respecta a la protección, respeto y cumplimiento del derecho a la educación superior

El Defensor del Pueblo, exhortó a evidenciar la voluntad perseverante de encontrar una solución razonada, participativa y mutuamente compartida, que permita el pronto retorno a la normalidad académica y administrativa de la UNAH, en beneficio del interés superior de todos los estudiantes.

 Propuesta del CONADEH a las partes en conflicto

En aras de encontrarle una solución a la crisis, el titular del CONADEH propuso, nuevamente,  la instalación de la mesa mediadora y la solución a la desjudicialización de los casos de setenta y cinco estudiantes en protesta.

Además, la voluntad de definir el formato del diálogo a seguir, con el adelanto de algunos aspectos  a incluir en la agenda, como, las normas académicas, la representación estudiantil y aspectos sobre eventuales sanciones o represalias.

Según Herrera Cáceres, el aspecto de la forma y procedimiento de la desjudicialización, que divide actualmente a las partes, puede solucionarse confrontando sus últimas propuestas y utilizar sus coincidencias.

Considera que una aproximación de los respectivos equipos de abogados, de ambas partes, es apremiante y oportuna para la elaboración de un proyecto de documento conjunto que posibilite un acuerdo sobre la desjudicialización objetiva y efectiva que, bajo el imperio del derecho y la democracia, satisfaga a todas las partes.

Lo importante, según el ombudsman, es que las partes, en la crisis universitaria, aseguren un proceso de diálogo permanente que comprenda formas idóneas de resolver diferencias entre los actores universitarios con respeto de la autonomía universitaria, que resguarda la libertad académica y el progreso de la educación superior.

Finalmente dijo que deben asumir plenamente su responsabilidad de buscar soluciones que se encaucen en la dirección de mejorar el disfrute de los estudiantes de su derecho humano a la educación y el impulso progresivo, por parte de la comunidad universitaria, de la educación superior de calidad.

 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish