La Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre condenó hoy la agresión de la que fue objeto el Designado Presidencial, Salvador Nasralla, que puso en riesgo su integridad física y la de sus acompañantes, por parte de un grupo de personas, mientras se realizaba un acto en el Complejo Deportivo de la Villa Olímpica de Tegucigalpa.


La Defensora del Pueblo también se pronunció contra los actos violentos que se suscitaron en la Región de Salud de Choluteca que dejó como saldo un policía herido y diez personas detenidas.


Hacemos un llamado, tanto a los manifestantes como a los cuerpos de seguridad del Estado a mantener la cordura en sus actuaciones, hacer uso del diálogo y se abstengan de utilizar la violencia, indicó.


Recordó que desde el año 2013 a junio del 2022 (114 meses) Honduras ha sido escenario de unas 8,110 manifestaciones de protesta social, de las cuales, unas 7,505, que representan el 93%, se realizaron de manera pacífica y ordenada, como lo establece la Constitución de la República, mientras que, en más de 600 casos, el acto se tornó violento.

COMUNICADO


Ante los últimos acontecimientos violentos que ponen en peligro la integridad física y la vida de las personas, en mi condición de titular del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), entidad creada para velar por el respeto de la persona humana, fin supremo de la sociedad y del Estado, me pronunció en los siguientes términos:

  1. El viernes 08 de julio, el señor Designado Presidencial Salvador Nasralla fue objeto de un acto de agresión, por parte un grupo de personas, mientras se realizaba un acto en el Complejo Deportivo de la Villa Olímpica, en Tegucigalpa. Acción repudiable que puso en peligro su integridad física y la de sus acompañantes
  2. Ese mismo día, en cumplimiento de una orden judicial, se realizó un desalojo, por parte de la policía, contra un grupo de personas que mantuvo una toma en la Región de Salud de Choluteca, desde el 22 de febrero del 2022. Dicho desalojo se convirtió en un acto violento que dejo, como saldo, un miembro de la policía herido y 10 personas detenidas, para quienes el CONADEH solicitó atención médica oportuna.
  3. Un recuento de los hechos suscitados desde el año 2013 a junio del 2022 (114 meses) revela que, Honduras ha sido escenario de unas 8,110 manifestaciones de protesta social, de las cuales, unas 7,505, que representan el 93%, se realizaron de manera pacífica y ordenada, como lo establece la Constitución de la República, mientras que, en más de 600 casos, el acto se tornó violento.
  4. Ante estos hechos, reconocemos el derecho que tiene el pueblo hondureño de manifestarse pacíficamente, según lo establecido en la Constitución de la República, sin embargo, repudiamos y condenamos todo acto de violencia que ponga en peligro la integridad física y la vida de las personas, sean estos manifestantes o de los cuerpos de seguridad del Estado.
  5. Es motivo de preocupación, que las manifestaciones de protesta social, que deberían ser totalmente pacíficas, terminen en enfrentamientos, muchas veces con saldos lamentables para quienes participan en ella e incluso, para terceras personas, al ponerse en riesgo su integridad física y su vida.
  6. Todos los residentes en el país tenemos derecho a vivir en paz, por lo que hacemos un llamado, tanto a los manifestantes como a los cuerpos de seguridad del Estado a mantener la cordura en sus actuaciones, hacer uso del dialogo y se abstengan de utilizar la violencia.

Tegucigalpa, M.D.C., 10 de julio de 2022
Abog. Blanca S. Izaguirre. L
Comisionada Nacional de los Derechos Humanos

Categorías: NOTICIAS

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish