La titular del CONADEH, Blanca Izaguirre, reitera su exhortación a lideres políticos,
autoridades y población en general a no incurrir en actos de violencia, ya que los
mismos se convierten en un verdadero peligro para la integridad y la vida de las
personas y una seria amenaza al Estado Democrático de Derecho.

La defensora del pueblo lamentó los hechos ocurridos en el municipio de Corquín, Copán,
donde hasta el momento resultaron gravemente heridas dos personas, el suceso ocurrió en
las cercanías del auditorio municipal donde horas atrás el aspirante a alcalde por el Partido
Nacional de Honduras, Amílcar Paz, había concluido con su cierre de campaña.

Desde que se tuvo conocimiento del caso se desplegó un equipo del CONADEH hasta el
lugar de los hechos, de igual forma se brindó el debido acompañamiento a las víctimas con
el objetivo de que se les garanticen y respeten sus derechos humanos.

El Estado de derecho es un componente fundamental de la democracia para asegurar el
efectivo ejercicio de los derechos humanos y libertades fundamentales.

“Todos los hondureños, sin discriminación alguna, tenemos derecho a vivir en democracia
y en paz, la paz depende de todos”, aseguró la Defensora del Pueblo.

En ese mismo sentido, recordó a la población en general que haya entre ellos:
entendimientos democráticos, mayor responsabilidad, tolerancia y que recurran al diálogo
para solventar cualquier diferencia.

Concluyó instando a la ciudadanía en general a evitar todos aquellos actos que perturben
el funcionamiento armónico de la institucionalidad del Estado y limiten los derechos
humanos a la paz y a la democracia, a los cuales tienen derecho los hondureños, sin
discriminación alguna.

Tegucigalpa, M.D.C., 15 de noviembre de 2021

Categorías: NOTICIAS

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish