En el 2021, alrededor de 209 defensores fueron víctima de ataques en Honduras, de las cuales, 67 eran mujeres que fueron objeto de intimidación, agresiones y actos de criminalización.

Una de cada dos defensoras de derechos humanos es objeto de agresión y amenazas en Honduras, según los resultados de una encuesta realizada en el marco del Proyecto Prodefensoras, implementado en el país por ACNUR, ONU Mujeres, TROCAIRE y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), a través de cinco organizaciones de la sociedad civil.

La encuesta realizada a defensoras de derechos humanos está encaminada a determinar si habían recibido alguna agresión o amenaza por su labor, el 54% de las 60 consultadas respondieron que sí.
Esto significa que, de cada dos defensoras en Honduras, una ha sido víctima, por su labor, revela el informe y añade que el propósito es silenciar sus voces y apartarlas de escenarios de liderazgo.

Es importante resaltar que las agresiones a defensoras de derechos humanos tienen un alto componente de género, amenazas de violencia sexual, así como ataques dirigidos contra la vida de las defensoras y de sus hijos.

Como presuntos responsables de las agresiones a mujeres defensoras de derechos humanos fueron identificadas instituciones del Estado y desconocidos.

Además, existen amenazas por parte de personas pertenecientes a empresas privadas y de las mismas comunidades.

Otro hallazgo resaltante es que el 90% de las mujeres encuestadas, reportó no acudir a los canales institucionales en búsqueda de protección cuando estos hechos suceden sino a las organizaciones de sociedad civil e internacionales y al CONADEH.

La Organización de las Naciones Unidas reconoce como defensoras de derechos humanos a las mujeres, de todas las edades, que se dedican a la promoción y protección de todos los derechos humanos y libertades fundamentales.

La Delegada Adjunta Primera del CONADEH, Yumila Díaz, condenó la violencia contra las mujeres defensoras de los derechos humanos en el país. “Estas acciones afectan directamente a las personas para las que trabajan, silencian sus voces, crean miedo y tienen un efecto intimidatorio sobre otras mujeres defensoras, lo que lleva a la vulnerabilidad e indefensión de las causas y víctimas que representan”, declaró.

Se estima que los años 2016 y 2017 han sido de los periodos más violentos para las defensoras al reportar la Red de Defensoras de Derechos Humanos 1,230 agresiones y 5 femicidios.

En el 2021, alrededor de 209 defensores fueron víctima de ataques en Honduras, de las cuales, 67 eran mujeres que fueron objeto de intimidación, agresiones y actos de criminalización.

Díaz hizo un llamado a los órganos de investigación del país para que actúen con la debida diligencia para proteger a las mujeres que defienden los derechos humanos.

Por su parte, la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackleford señaló que Honduras tiene uno de los más altos porcentajes de ataques contra los defensores de los derechos humanos.

Indicó que es un país muy patriarcal, muy conservador, donde se sigue exponiendo a las mujeres con una discriminación bastante alta.

Recomendó seguir fortaleciendo el trabajo sobre la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres en todos los niveles y seguir luchando contra el mensaje de odio, la desinformación el racismo y la xenofobia.

También celebró que el Gobierno de Honduras haya presentado la adopción del Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Entre tanto, Calixta Martínez, defensora garífuna y Coordinadora de la Red Mariposas Libres manifestó que las defensoras garífunas defienden el territorio y que, por realizar esa labor, como mujeres se enfrentan a diversos riesgos y violaciones, a lo que se suma la discriminación por ser mujeres y garífunas.

“Urge que las instituciones cuenten con protocolos adecuados y efectivos para que atiendan nuestras denuncias y demandas”, precisó.

El evento también contó con la presencia de defensora y jurista internacional Alda Facio, quien compartió sobre contexto regional que enfrentan las defensoras de derechos humanos.

El proyecto “ProDefensoras Honduras” es implementa a nivel local por cinco organizaciones de sociedad civil, la Organización Intibucana de Mujeres Las Hormigas, Red departamental de Mujeres de Santa Bárbara, Red de Mujeres Mariposas Libres, Fundación San Alonzo Rodríguez (FSAR) y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Fotografía: Unidad de Comunicación Social/ CONADEH
Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish