• Entre el 2014 y julio de 2016 fueron retornados, por diferentes puntos fronterizos, 24,534 niños  y adolescentes, de los cuales, 10873 fueron repatriados en el 2014,  8277 en el 2015 y 5284 hasta julio de 2016.

Alrededor de 24,534 niños y adolescentes vieron frustrado su “sueño americano”  entre el 2014 y julio de 2016, luego que fueron retornados Honduras por diferentes  puntos fronterizos  aéreos y terrestres del país.

Solo en los primeros seis meses de 2016, fueron retornados 5,284  niños y adolescentes, de los cuales, 1243  corresponden a la primera infancia que abarca  a los niños menores de 6 años, 716 entre los 7 y los 12 años y 3,325 adolescentes con edades que oscilan entre los 13 y los 17 años.

Hasta ahora,  Corinto, punto fronterizo entre Honduras y Guatemala,  han sido retornados 3,932 niños y adolescentes que representan el 74%, seguido por Agua Caliente con 887 (17%), El Naranjo 205 y El Florido con  163, entre otros puntos.

Se estima que de los 5,284  niños y adolescentes que fueron retornados, 2907 iban acompañados con parientes mientras que 2,377 iban solos.

Roberto Herrera Cáceres, titular del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, dijo que le han estado dando seguimiento a las acciones que hace el gobierno por medio de la Fuerza Tarea cuya labor está encaminada a darle tratamiento intersectorial a la niñez no acompañada y a la niñez que vienen acompañada.

Agregó que desde el Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos (CCPDH) se han hecho llamados a los Estados de la región para que de manera integral y permanente, coordinen acciones de protección diplomática y consular en los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América, para hacer efectiva la asistencia psicológica y legal a los niños  migrantes no acompañados.

Además, se siguen realizando contactos con organizaciones de  sociedad civil y con iglesias en Estados Unidos para defender  y apoyar a los  niños con el fin de que se les de la atención especial que amerita el conocimiento de caso por caso.

Según el ombudsman hondureño, es importante que las familias tengan en cuenta el riesgo que implica para los niños el desplazamiento  aun y cuando vayan personas que les den acompañamiento.

Situación que, en su criterio,  no garantiza absolutamente nada en cuanto a la vida, la seguridad y la integridad de los niños  que, muchas veces, son más afectados por el impacto mental o emotivo  que por el daño físico que puedan recibir.

“Tenemos que proteger a nuestra niñez, pero no la vamos a proteger únicamente cuando ya esté en movimiento, hay que protegerla dándole más  opciones a sus  familias para que puedan vivir con dignidad”, declaró.

Se considera que la migración es un problema de dimensiones considerables para Honduras que  está afectando principalmente a las niñas y niños, fenómeno se ha incrementado a partir del 2014 en un 70%, en comparación con el año 2013.

Entre el 2014 y julio de 2016 fueron retornados,  por diferentes puntos fronterizos, 24534 niños  y adolescentes, de los cuales, 10873 fueron repatriados en el 2014,  8277 en el 2015 y 5284 hasta julio de 2016.

 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish