Las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos reunidas en Tegucigalpa, Honduras, con ocasión del I Encuentro Iberoamericano: «El Mandato de las Defensorías del Pueblo en la Garantía de los Derechos Humanos en el Siglo XXI” consideramos oportuno pronunciarnos, sobre los riesgos que a diario enfrentan las personas migrantes en su tránsito hacia los Estados Unidos, por lo que declaramos y recomendamos lo siguiente:

  1. El 27 de junio conocimos de la trágica noticia de la muerte de más de medio centenar de personas migrantes originarios de México, Guatemala y Honduras que viajaban en condiciones inhumanas en un tráiler en el sur de la ciudad de San Antonio Texas.
  2. Lo ocurrido en San Antonio Texas, es el fiel reflejo que, por las políticas migratorias crueles e inhumanas, las personas migrantes, en la búsqueda de mejores oportunidades que les permitan satisfacer sus necesidades básicas, se ven obligados a tomar rutas cada vez más peligrosas poniendo en riesgo su integridad física y la vida.
  3. A lo ocurrido el pasado lunes, se suman los miles de migrantes que han desaparecidos en la ruta migratoria, los que han perdido la vida violentamente o han quedado en condición de discapacidad permanente. También son incuantificables los casos de personas que han caído en las redes de bandas criminales. Niñas y mujeres víctimas de violación y de trata.
  4. Como Instituciones Nacionales de Derechos Humanos nos compete la protección y promoción de los derechos de todos los habitantes de nuestros Estados, así como de los nacionales que por diversas causas emigran hacia otros países, particularmente las personas y grupos colocados en situación de vulnerabilidad acentuada.
  5. Queda demostrado que el fenómeno migratorio representa un gran desafío para los Estados, de allí la necesidad de fortalecer la coordinación y comunicación entre las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos en procura de lograr una adecuada protección y garantía de los derechos fundamentales de las personas migrantes, desplazados internos y refugiados.
  6. La migración de personas debe ser, hoy, un asunto de primer orden en la agenda de los Estados, organismos internacionales y de la sociedad civil, que se enfrentan al desafío de encontrar un equilibrio entre la adecuada protección de los derechos humanos de la población migrante y la necesidad de ordenar y regular los flujos migratorios.
  7. Para nosotros es una preocupación permanente las constantes y sistemáticas violaciones de los derechos humanos que sufren las personas migrantes en tránsito hacia los Estados Unidos y la falta de adopción de medidas adecuadas por parte de los Estados para proteger sus derechos.


    Las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, aquí reunidas:
  1. Condenamos el hecho ocurrido en San Antonio Texas que dejo más de medio centenar de personas muertas originarias de México, Guatemala y Honduras. Nos solidarizamos con las familias de las víctimas y exigimos justicia, mediante una investigación efectiva y eficiente que permita identificar si hay culpables y se les aplique un castigo ejemplar.
  2. Instamos a los Estados a no criminalizar la migración de personas, en su lugar, se deben proteger sus derechos humanos y atender humanitariamente a las personas en contexto de migración.
  3. Exhortamos a los países de origen, tránsito y destino que reconozcan la particular vulnerabilidad de las personas migrantes: niñas, niños, adolescentes, adultos mayores, personas de la diversidad sexual, indígenas y personas con discapacidad e implementen políticas de prevención para garantizar el respeto de sus derechos humanos.
  4. Recordamos a los Estados, la urgente necesidad de trabajar unidos para encontrarle solución a las causas estructurales de los fenómenos migratorios como: la pobreza, la violencia, el desempleo, la inseguridad y la exclusión social.

Tegucigalpa, M.D.C., 30 de junio de 2022

Categorías: NOTICIAS

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish