1. Roberto Herrera Cáceres

Comisionado Nacional de los derechos Humanos

      Defensor del Pueblo             

Gracias a la autoridad local y comunidad de este hospitalario municipio lenca de San Pedro de Tutule, desde aquí y con proyección hacia todo el país, estamos celebrando el “Día Internacional de los Derechos Humanos. Celebración que reviste características excepcionales ya que compartiremos, con todo nuestro pueblo, caminos y medios que hemos encontrado para que las personas y comunidades municipales puedan vivir realmente sus derechos humanos, con su participación activa en la siembra y cosecha de seguridad humana y desarrollo sostenible, mediante la construcción de “Municipios de Bienestar Solidario”.

Nuestros compatriotas de los pueblos indígenas y afro hondureños, entre ellos el pueblo lenco que habita los municipios del Departamento de la Paz, tienen riqueza abundante en sabiduría de convivencia armónica con la naturaleza, de relaciones solidarias como miembros de una comunidad, y de la unidad requerida para combatir amenazas o peligros que puedan afectarlos.

Como descendientes de nuestros predecesores mayas, es importante beneficiarnos de esa sabiduría y de sus enseñanzas, tal como reflejadas en el Popol VUH que es la obra más antigua que recoge la cosmovisión, tradiciones y consejo del Gran Pueblo Maya. Obra conocida también como “Libro de la Sabiduría” “Libro del Consejo de los Indios”, “Libro sagrado de los Mayas” y “Libro de la Comunidad”. De ahí recibimos su consejo, a las personas y a las comunidades, en cuanto a que para enfrentar con éxito los peligros que amenazan su vida y seguridad, es indispensable “Que todos se levanten, que se llame a todos, que no haya un grupo, ni dos grupos de entre nosotros que se quede atrás de los demás”.

Orientados por ese sabio consejo, estamos tratando de afirmar esa unidad de las personas y comunidades municipales para contribuir más solidariamente a luchar contra la actual crisis nacional generalizada que es producto de nuestras propias acciones y omisiones, como gobernados o gobernantes, dentro del Estado y la sociedad.

Salir de la crisis y no volver a ella, requiere eliminar sus amenazas y causas, avanzando en transformaciones en las cuales todas y todos participemos y nos beneficiemos con conciencia y responsabilidad cívica, velando por que todas las actividades del Estado y de la sociedad se orienten siempre hacia el fin constitucional supremo de proteger, respetar y promover la dignidad humana de los habitantes de Honduras, sin discriminación ni exclusión alguna.

Todo en Honduras debe realizarse democráticamente, en paz y libertad, protegiendo, respetando y promoviendo la dignidad humana de las personas que habitan en los 298 municipios y asegurando, mediante la acción solidaria del pueblo y del Estado, condiciones para que podamos vivir decentemente como seres humanos, tener posibilidades de mejorar el bienestar personal, de nuestras familias y nuestras comunidades locales y nacional.

Los municipios, son los territorios y espacios democráticos más cercanos a cada habitante para su participación ciudadana en los asuntos públicos y el logro de la protección, respeto y promoción de su dignidad; y, por consiguiente, para obtener las mejores, prontas y apropiadas respuestas a las necesidades y demandas de las personas y comunidades, y hacer posible el trabajo solidario por el desarrollo sostenible local.

Con atención permanente a las realidades locales y nacional de nuestro país,  el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) acompaña a los municipios  que buscan ubicarse en la vanguardia de la dignidad humana, convirtiéndose en “Municipios de Bienestar Solidario”. En estos municipios, las comunidades y los gobiernos municipales deben dar consideración particular a la prevención temprana orientada a reforzar la protección de la dignidad de las personas: tratar de resolver localmente sus propios problemas esenciales y comunes, así como las quejas o denuncias individuales, en especial de los sectores más desfavorecidos, apoyándose en las capacidades, valores y participación de las personas y en su derecho al disfrute de sus derechos humanos; aprovechar el conocimiento del apoyo que, para la atención a sus necesidades básicas, pueden recibir dentro de sus propios municipios; y contribuir con soluciones que afirman la seguridad humana de la comunidad municipal y, al mismo tiempo, impulsar el desarrollo sostenible municipal, en paz, democracia y libertad.

Hoy estamos realizando la acción de lanzamiento nacional de esa estrategia de transformación social local, denominada “Municipios de Bienestar solidario”. Por lo que, tal como lo estamos haciendo aquí, con Alcaldes y comunidades de los municipios de San Pedro de Tutule, La Paz, Santa Elena, Marcala, Guajiquiro, Cabañas, Chinacla, Mercedes de Oriente, Opatoro, Santa María, Cane, San Jose, San Juan y Cabañas del Departamento de la Paz: se está haciendo igual y al mismo tiempo en otros municipios en todos los departamentos de Honduras, realzando con ello, la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Este es un lanzamiento de acciones productivas de transformación municipal hacia el bienestar de la comunidad con la creación de ambientes favorables para alianzas eficaces, por la seguridad humana y el desarrollo sostenible, entre actores sociales incluyendo organizaciones no gubernamentales, empresa privada, autoridades locales y nacionales, y organizaciones internacionales. Esas acciones ya se están adelantando en la realidad de varios municipios, por medio de vías e instrumentos innovadores que harán posible la construcción de “Municipios de Bienestar Solidario”, como son: la organización y el funcionamiento de Redes Multisectoriales, ya en curso; los Sistemas Locales de Protección y Promoción de los Derechos Humanos; el Índice municipal de Seguridad Humana; y la Cultura Democrática y Educación en Derechos Humanos.

Las Redes Multisectoriales son grupos abiertos de participación comunitaria para defender la dignidad humana; contribuir con su gobierno municipal a impulsar el desarrollo sostenible y participar en los asuntos públicos municipales; efectuar veeduría social sobre programas, proyectos y servicios públicos, con acceso a la información pública y complementación con auditoría social de los Comisionados Municipales y Comisiones Ciudadanas de Transparencia; y apoyar activamente la seguridad humana en el municipio.

Esas redes están siendo capacitadas para apreciar y utilizar otro nuevo instrumento que hará posible la atención directa a la vida con dignidad de las personas y en comunidad, como lo son los Sistemas locales de protección y  de promoción de los derechos humanos.

Los “Sistemas locales de protección y promoción de los derechos humanos” se han diseñado como instrumentos municipales de protección sistemática, integral y preventiva para resguardar a las personas y comunidades de las amenazas a su seguridad humana, como: pobreza, violencia, delincuencia, desempleo, inseguridad alimentaria, desastres naturales, desplazamientos y migración forzados, conflictos sociales; así como para encontrar solución a quejas o denuncias individuales concretas; y para servir también de canal de información accesible sobre lo que, dentro del municipio, existe como medidas, proyectos, programas o apoyo, del Gobierno Central, Gobierno Municipal, organizaciones de sociedad civil y empresa privada, para atender a las personas, y a los cuales puedan recurrir inmediatamente para solucionar problemas o satisfacer necesidades acreditadas. En cada municipio, habrá un mecanismo de protección y un mecanismo de promoción de los derechos humanos.

Además, se buscará complementar lo anterior con otro instrumento adicional de alerta temprana para prevenir amenazas de inseguridad para la población, mediante la construcción y manejo de un Indice de Seguridad Humana.

Se diseñará y se llevará un “Índice Municipal de Seguridad Humana” para verificar los niveles de goce efectivo de la integralidad de los derechos humanos en cada comunidad, lo que permitirá también alertar tempranamente sobre aspectos que puedan amenazar seriamente la vida con dignidad en las comunidades, y que requieran de atención preventiva.

Adicionalmente y como requerimiento fundamental constante se sistematizará las capacitaciones, para las autoridades y comunidad local, sobre cultura democrática y educación en derechos humanos, como complemento a la acción en curso orientada a la inserción de ésta enseñanza en el currículo nacional básico. Ya se cuenta con la aceptación gubernamental, desde este año 2016, de la recomendación del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) de examinar e incluir próxima y permanentemente la educación en derechos humanos en los niveles de enseñanza pre- básica, básica y media, a nivel nacional. Sobre lo cual el CONADEH ya trabaja conjuntamente con el Gobierno Central (Secretaría de Estado en el Despacho de Educación) y con el apoyo de organizaciones nacionales e internacionales. Ello complementará la acción, en el ámbito municipal, de los “Municipios de Bienestar Solidario”.

Conforme a la recomendación del CONADEH, aceptada también por el Gobierno, contribuiremos con la ejecución y vigilancia de la aplicación, en Honduras, de la Agenda 2030 de la Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible y el impacto realmente producido en el bienestar progresivo de las personas habitantes del término municipal. Tomaremos como muestra los municipios que, en todos los departamentos, estarán activando sus propios recursos y potencialidades como “Municipios de Bienestar Solidario” y supervisaremos el avance hacia el logro de los objetivos y metas de desarrollo sostenible relativos a pobreza, alimentación y nutrición, salud, agua y saneamiento, educación, medio ambiente sano y a sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, acceso a la justicia y fortalecimiento de instituciones democráticas, con atención especial a la eliminación de las desigualdades y a la realización de acciones positivas para personas y grupos en condiciones de vulnerabilidad.

En atención a su participación en mancomunidades, los “Municipios de Bienestar Solidario” transmitirán sus lecciones aprendidas y buenas prácticas a los municipios vecinos para que, en coordinación con el Gobierno Central, avancen con más celeridad, en su procesos propios de seguridad humana y desarrollo sostenible en todo el territorio nacional, con lo cual se contribuirá a transformar Honduras, erradicando progresivamente las condiciones que mantienen a personas en la pobreza, discriminación y exclusión social, y posibilitando que todas las personas  y comunidades disfruten de un nivel básico de vida digna en un clima propicio para el desarrollo local sostenible en paz, democracia, libertad y seguridad.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos sólo tiene un papel de facilitador y sólo tendrá un papel de acompañamiento, asesoría y supervisión para la eficaz implementación de los “Municipios de Bienestar Solidario”, velando siempre por que,  en caso de dificultades entre actores municipales o provocadas por otros y desde otros ámbitos, haya siempre nuestra respuesta de protección y respeto, ante violaciones de derechos humanos o su prevención, en dichos municipios. Para ello aumentaremos nuestra presencia mediante visitas más frecuentes a los “Municipios de Bienestar Solidario”, desplazando unidades especiales bajo la denominación de “Ombudsmóviles”.

En suma, en la edificación de los Municipios de Bienestar Solidario, los constructores principales son las propias comunidades y sus autoridades locales; las cuales, además de haber avanzado ya con la constitución de Redes Multisectoriales y estar preparándose para el mejor uso de los otros instrumentos complementarios que necesitan: también están avanzando en realizaciones solidarias concretas  para beneficiar a las personas pobres, a los sectores vulnerados y atender las necesidades colectivas de la comunidad, con el aprovechamiento de los pinos de los bosques ejidales que han sido afectados por el gorgojo descortezador pero cuya madera conserva la calidad apropiada para construir viviendas y muebles para las personas necesitadas; y escuelas, mobiliario escolar u otras utilidades para  el bien común de la comunidad local.

Con la cooperación de la Asociación de Municipios de Honduras, la institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) ha logrado y reconoce la aceptación de nuestra recomendación con la autorización otorgada por el Gobierno Central para que ese aprovechamiento pueda realizarse en todos los municipios afectados, recordando que tal como se reconoce en los Pactos internacionales de Derechos Humanos, todos los pueblos pueden disponer libremente de sus recursos naturales y, en todo caso, tienen el derecho a ser autorizados para aprovecharlos con el fin de atender sus condiciones básicas de vida.

En fin, esta fecha 10 de diciembre, en la cual se conmemora el “Dia Internacional de los Derechos Humanos”, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos la celebra, en toda Honduras, con el lanzamiento de ésta estrategia de seguridad humana y desarrollo sostenible local, denominada “Municipios de Bienestar Solidario”. Esta estrategia es una opción transformadora expresada en este nuevo y modelo propio surgido de nuestras necesidades y realidades locales; y de la convicción cívica universalmente compartida con las Naciones Unidas, según la cual: “La batalla por un desarrollo centrado en el ser humano y sostenible no se ganará o perderá en los pasillos de los gobiernos sino en cada pueblo y cada hogar, en cada aldea y cada ciudad, en el quehacer cotidiano de cada miembro de la comunidad mundial y de cada institución de la sociedad civil”.

San Pedro de Tutule, Departamento de la Paz, Honduras, Centroamérica, sábado 10 de diciembre del 2016, Día Internacional de los Derechos Humanos.

 

 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish