• En torno al tratamiento que deben tener los niños que participan en la caravana de migrantes, el Defensor del Pueblo se refirió a la Comisión sobre el Estatuto del Refugiado que obliga, en este caso, a Estados Unidos y México a respetar las disposiciones sobre el tratamiento a la niñez.

 El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, exhortó hoy a los Estados receptores a no criminalizar la migración de personas.

El ombudsman reconoció el derecho que tienen todas las personas a migrar voluntariamente y a buscar refugio, protección o nuevas oportunidades de desarrollo humano fuera de sus países de origen.

Destacó la importancia de incidir eficazmente para que, en cualquier acción migratoria, se tenga como base la plena vigencia y el respeto absoluto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los migrantes.

Víctimas de persecución y amenazas tienen derecho a pedir asilo

Indicó que actualmente muchos hondureños se están desplazando internamente o emigrando hacia otros países por ser víctimas de la violencia, amenazas e intimidaciones, asesinatos de familiares, extorsiones, violación y asesinato de mujeres y niñas, e incertidumbre e inseguridad, a menudo como resultado de las actividades ilícitas de las pandillas, maras y el crimen organizado.

Según Herrera Cáceres, toda persona que justifique haber salido de su país de origen por causas de persecución o amenazas tiene derecho, como refugiado, a pedir asilo.

Declaró que no se trata de intervenir en la soberanía de los Estados para determinar su política migratoria si no recordar el sometimiento de los Estados al cumplimiento de los tratados internacionales.

Explicó que Estados Unidos de América es parte del Protocolo de la Convención sobre el Estatuto de Refugiados, y, en ese sentido, toda persona que ha tenido que salir de Honduras por persecución, de cualquier tipo, que justifique las amenazas, inclusive por las mismas bandas de delincuentes, tendrá el derecho como refugiado a solicitar asilo.

Indicó que es, en ese momento, que los jueces tienen que retomar esos casos porque les está vedado hacer devoluciones inmediatas y no pueden tratar el conjunto de las personas en grupo.

Agregó que, en materia de derechos humanos hay que dar la consideración y la atención particular a cada ser humano.

En ese sentido, considera que la obligación es que cada caso se ventile judicialmente y que sea conocida en atención al debido proceso y a los derechos que corresponden a quienes tienen que salir de sus países por causas forzosas.

Reveló que  el CONADEH estableció, desde un inicio, una colaboración muy sistemática con la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México para darle seguimiento a la caravana en su recorrido por ese país, para verificar que los hondureños y las personas de otras nacionalidades que participan en ella, les sean respetados sus derechos humanos.

No obstante, el ombudsman hondureño considera que la llegada a la frontera de Estados Unidos plantea un escenario muy difícil debido al desplazamiento de jueces y fiscales norteamericanos.

En torno al tratamiento que deben tener los niños que participan en la caravana  de migrantes, el Defensor del Pueblo se refirió a la Comisión sobre el Estatuto del Refugiado que obliga, en este caso, a Estados Unidos y México a respetar las disposiciones sobre el tratamiento a la niñez.

Añadió que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos tiene fijados los estándares que se deben respetar, sobretodo de la Declaración Americana de los Derechos Humanos, que establece protección para la familia y en especial para la niñez.

“No estamos interviniendo la soberanía los Estados en determinar su política migratoria, estamos hablando del sometimiento de los Estados al cumplimiento de buena fe de los tratados internacionales”, reiteró.

La caravana de migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, estaría haciendo el último tramo de su recorrido que inició hace aproximadamente un mes, para solicitar asilo en Estados Unidos, pese a que el gobierno del presidente Donald Trump advirtió que podrían ser detenidos y deportados rápidamente.

En fecha reciente, la Fiscalía General de Estados Unidos ordenó destinar a fiscales y jueces de inmigración para que asuman con rapidez los casos de personas que lleguen a Estados Unidos en la  caravana migratoria que durante semanas recorrió México.

 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish