• El ombudsman hondureño se solidarizó con las familias de los bomberos afectados y destacó la importancia de rescatar la identidad de estos “héroes” para poner en marcha toda una campaña nacional permanente, dirigida a toda la población de Honduras, para prevenir los incendios forestales y sensibilizar acerca de los daños que ocasionan cada año.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, hizo hoy un llamado a la unidad de todos los sectores en contra de los incendios forestales que están acabando con los bosques y ahora con la vida de valiosos hondureños.

El Defensor del Pueblo es del criterio que la sociedad civil y el sector privado deben contribuir, con el Gobierno central o municipal, para asegurar la eficacia de la prevención, vigilancia, localización y combate de incendios en el país.

El ombudsman hondureño lamentó el hecho ocurrido en el sector de La Montañita, Municipio del Distrito Central,  que cobró la vida de dos bomberos y otros tres resultaron con quemaduras de gravedad mientras sofocaban un incendio.

Herrera Cáceres se solidarizó con la familia de las víctimas y dijo que el mejor homenaje sería construir, en nombre de ellos, toda una cultura para evitar los incendios forestales que cíclicamente afectan al país.

Debemos rescatar la identidad de estos “héroes” y poner en marcha toda una campaña nacional permanente, dirigida a toda la población de Honduras, para prevenir los incendios forestales y sensibilizar acerca de los daños que ocasionan cada año.

Destacó la importancia de abrir las “puertas”  de la conciencia de cada hondureño para que se den cuenta que la destrucción inmisericorde de los bosques, provocada por los incendios forestales, nos lleva a la situación actual en la que se ven afectados los derechos humanos de la población  e incluso se ponen en precario los derechos de las futuras generaciones.

Indicó que el impacto negativo de los incendios forestales es una amenaza constante de vulneración de derechos humanos a la salud, al agua, la vida y el medio ambiente sano.

A pesar de las leyes ambientales vigentes y el trabajo desplegado, por las instituciones competentes, en las temporadas de verano, los incendios forestales continúan siendo un problema ambiental cíclico importante en el país.

Lamentó que personas irresponsables han delinquido al provocar los incendios sin haber sido aun debidamente enjuiciadas y sancionadas.

El titular del CONADEH exhortó al Ministerio Público y los tribunales de justicia a ejercer sus respectivas competencias, para investigar prontamente, juzgar imparcialmente y sancionar severamente, con todo el peso de la Ley y de manera ejemplar, a las personas responsables de los incendios.

Declaró que la  contaminación atmosférica, provocada por los incendios, constituye una amenaza para la salud de todas las personas, en todo el territorio nacional, al exponerlas al humo que afecta los ojos, irrita el sistema respiratorio y agrava afecciones de quienes padecen de enfermedades cardiacas y pulmonares crónicas.

Se estima que entre el 2007 y 2018 (12 años),  se han registrado alrededor de 13,420 incendios, es decir, más de 1,100 por año, que han afectado alrededor de 692,000 hectáreas.

Entre enero y abril de lo que va del año 2018, se han reportado 685 incendios que han afectado alrededor de 40,700 hectáreas, a nivel nacional.

Hasta ahora, departamentos como Francisco Morazán, Yoro, Olancho Choluteca, Comayagua, El Paraíso y Gracias a Dios, han sido escenario de incendios forestales.

El municipio más afectado es el de Puerto Lempiras, en Gracias a Dios, que registra un área afectada de 14,337 hectáreas; seguido por el Municipio del Distrito Central, en Francisco Morazán con 4,570; Juticalpa  con 3,834; y San Francisco de Becerra con 2003, en el departamento de Olancho  y Yoro, en el departamento de Yoro con 2,110 hectáreas afectadas.

 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish