• El titular del CONADEH advirtió que si las autoridades hondureñas no actúan de inmediato en las escuelas y colegios, ese espacio puede ser propicio para que prolifere la delincuencia

 El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, aseguró hoy que la  quema de vehículos  son actos de alta criminalidad que entorpece la vida normal de los habitantes y violenta los derechos humanos.

Son actos de “alta criminalidad” que constituyen formas de contribuir a que la sociedad esté alarmada, se quejó el Defensor del Pueblo.

Todo esto nos pone en un conjunto de  problemas en relación con la vida, con la seguridad personal, con la integridad,  con el derecho a la circulación y con el derecho a la propiedad, declaró.

Indicó que este tipo de hechos violentos afecta mucho más porque daña servicios que son útiles a la comunidad y ponen en incertidumbre a las  personas que se trasladan  en las unidades del transporte público.

Tanto la quema de buses como la quema de taxis y de unidades distribuidoras de productos alimenticios es un tema  que se debe atacar y prevenir, en toda su intensidad, con  el esfuerzo   asociado del gobierno,  la sociedad y la policía, expresó.

Se deben recuperar espacios públicos en escuelas y colegios

Ante la avalancha de hechos violentos, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos instó al gobierno a garantizar mayor efectividad en la lucha contra la delincuencia, ya que en el país se está provocando un desplazamiento forzado, sin precedentes, debido  al alto nivel de violencia que afecta a la población.

Lamentamos, dijo Herrera Cáceres, que se esté perdiendo el espacio público en escuelas y colegios del país, lo que está ocasionando el desplazamiento de familias de un lugar a otro para salvaguardar la integridad física de sus niños y jóvenes.

“Sentimos que ese espacio público lo estamos perdiendo y, es tan importante, porque eso está motivando otra serie de vulneraciones de derechos humanos”, declaró.

Agregó que, debido a ese fenómeno, se está  vulnerando el derecho a la educación en  escuelas y  colegios, además de provocar el desplazamiento forzado de personas.

Familias enteras tienen que salir de sus lugares de residencia a otras zonas del país y,  producto de ese  desplazamiento, los niños son llevados de una escuela a otra, apuntó.

El titular del CONADEH advirtió que si las autoridades hondureñas no actúan de inmediato en las escuelas y colegios, ese espacio puede ser propicio para que prolifere la delincuencia.

El gobierno tiene  que recuperar ese espacio público esencial porque,  verdaderamente,  si hay una lucha contra la violencia, como la que se está realizando,  tiene que ser más efectiva en la recuperación de esos espacios tan importantes para la niñez y la juventud, indicó.

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish