• En los últimos tres años (2014-2016) se registró un promedio mensual de 8 hechos sangrientos  de muertes múltiples  que dejaron como saldo la muerte violenta de, al  menos,  1,100 personas. 

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, abogó hoy porque exista mayor unidad entre pueblo y gobierno para defender el derecho a la vida de las personas.

El Defensor del Pueblo lamentó que el país  registre un promedio de ocho hechos sangrientos mensuales, donde pierden la vida 3 o más víctimas,  por lo que recomendó  mayor unidad entre el pueblo y el gobierno para evitar  este tipo acciones violentas que  han dejado como saldo la muerte de,  al menos,  1,100 personas, en los últimos 3 años.

“Hemos dicho reiteradamente que, frente a las muertes múltiples, a los asesinatos y frente  a los atentados a la integridad física, provenientes de la delincuencia organizada y no organizada y,  la crisis que vivimos actualmente, es importante crear un frente común entre pueblo y gobierno”, recomendó.

Sostuvo que la única forma de salir de este problema es provocar un acercamiento de unidad entre pueblo y gobierno.

“Hay que encontrar una línea de unidad entre la sociedad civil, sector privado y gobierno para presentar un frente unido contra la delincuencia y contra la criminalidad”, precisó.

En su criterio, el centenar de hechos violentos múltiples que se registran anualmente en el país, es un problema  de interés nacional, acuciante, actual y que pone en riesgo la cohesión de  toda la sociedad.

El Defensor de los Derechos Humanos advirtió que si se debilita la sociedad se debilita el Estado en forma permanente.

Consideró, que es necesario tomar decisiones de tipo excepcional, enmarcadas en el respeto de los derechos humanos, para controlar las manifestaciones de violencia, extorsiones y las  muertes múltiples.

Expresó que para llegar y atender  las causas de esta problemática es necesario tener en cuenta  consideraciones no solamente de resguardo policiaco militar sino que aspectos que tienen que ver con el combate a la  pobreza, la discriminación y con la necesidad de abrir nuevas  oportunidades para que la población viva dignamente.

Reiteró que se  deben intensificar los esfuerzos por abrir fuentes de trabajo, impulsar la lucha contra la impunidad y la corrupción, y sobretodo, capacitar adecuadamente a los operadores de justicia para que haya investigaciones eficaces.

El ombudsman hondureño resaltó la importancia de impulsar la policía comunitaria, la lucha frontal contra la impunidad para lo cual es importante acelerar los procesos técnicos de investigación.

Recordó que la impunidad  de las muertes múltiples no solo proviene de la falta de articulación y  coordinación eficiente o de una preparación técnica correspondiente en materia de  investigación sino que también de la inacción de la misma sociedad civil  que no denuncia.

Del estudio de los casos ocurridos en el país se desprende que  las personas responsables de cometer este tipo de hechos violentos contra la vida pocas veces son reconocidas por las autoridades encargadas de la seguridad.

En muchos de los casos, los victimarios utilizan uniformes similares a los portan los miembros de la policía, se  cubren el rostro con pasamontañas, usan chalecos antibalas, portan armas de grueso calibre y actúan en la oscuridad de la  noche

Además, actúan sin mediar palabra, por lo que no se descarta que haya casos donde  el objetivo sea una persona y al final terminan con la vida de personas  inocentes.

En lo que va del año 2017, el CONADEH registra dos muertes múltiples  en las que perdieron la vida 7 personas.

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish