El Ombudsman hondureño Dr. Roberto Herrera Cáceres, invitó a un diálogo bilateral, entre el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y la Secretaría de Estado en el Despacho de Salud, sobre la identificación de acciones complementarias que favorezcan más el cumplimiento efectivo del derecho a la salud de las personas, familias y comunidades municipales, en especial de los grupos más vulnerables.

El Defensor del Pueblo detalla que el derecho a la salud, además de derechos a la prevención y el tratamiento de las enfermedades y de la lucha contra ellas, del acceso a los servicios básicos de salud, y de la participación de la población en el proceso de adopción de decisiones en materia de salud, a nivel comunitario y nacional: comprende, entre otros, factores determinantes básicos que pueden contribuir a una vida sana, como agua potable y condiciones sanitarias de calidad, alimentos, nutrición y vivienda adecuados; educación e información, en forma clara y oportuna, así como condiciones higiénicas de trabajo.

Por el vínculo inseparable del contenido del derecho a la salud con todos los otros derechos humanos de las personas y comunidades, el Ombudsman reitera la necesidad de dar mayor consistencia a la atención primaria en salud y a hospitales mejor dotados con personal, equipo, medicamentos e insumos adecuados a las necesidades de los habitantes, destacando los servicios gratuitos para las personas pobres y los servicios de salud a las personas privadas de libertad, así como los servicios de salud mental para la población.

Recuerda la importancia de fomentar la medicina natural y académica y la manufactura nacional de medicamentos esenciales o genéricos, en Honduras. Afirma la necesidad de que el Estado tenga políticas integrales de prevención y control, con enfoque de derechos humanos, que interrelacionen las diferentes amenazas contra el derecho a la salud tales como daños al medio ambiente, cambio climático, incendios, sequías, inundaciones, plagas forestales y agrícolas que ocurren todos los años y causan daños tanto al Estado como a la sociedad y a las personas individuales.

Sobre la actual situación del dengue grave que afecta la vida de los hondureños y la amenaza del coronavirus, el Comisionado Nacional de los Derechos ha venido acompañando a la Secretaría de Salud en sus mensajes de prevención, y ha movilizado al personal del CONADEH, en todo el territorio nacional. Señala que esas amenazas ponen en riesgo la vida de las personas con limitadas opciones de tratamiento seguro e insuficiente disponibilidad de medicamentos esenciales. Por lo cual, se requiere el apoyo al Estado, en esta emergencia nacional, por parte de la sociedad civil y empresa privada.

Asimismo, a petición del Defensor del Pueblo de Honduras el Consejo Centroamericano de Procuradores y Procuradoras de Centroamérica (CCPDH) ante la expansión del virus del dengue grave y la amenaza del coronavirus, exhortó a los gobiernos de la región a activar las debidas alertas tempranas para prevenir esas amenazas y tomar las medidas sanitarias con las previsiones necesarias respecto a lugares adecuados para la posible atención de personas afectadas, así como a organizar, desde el nivel comunitario, las respuestas oportunas para la mejor protección de la población.

El Ombudsman Herrera Cáceres llama a prestar atención al cumplimiento del deber del Estado de velar especialmente por las personas en situación de pobreza, adultos mayores, personas con discapacidad, trabajadores migratorios, migrantes forzados en movilidad, en centros de detención, en albergues colectivos e improvisados.

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish