El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, reiteró hoy su llamado, a las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y a la dirigencia estudiantil, a utilizar el diálogo democrático como instrumento idóneo de paz, libertad y armonía social.

El Defensor del Pueblo recordó que la UNAH es una institución estatal, responsable constitucionalmente de dirigir la educación superior del país, bajo parámetros de investigación científica y académica, universalidad, representatividad, pluralismo, participación democrática y solidaridad.

Indicó que esos parámetros deben traducirse, para todos los miembros de la comunidad universitaria, en tolerancia e inclusión, en las decisiones trascendentales que se tomen en el Alma Mater.

Según el ombudsman hondureño, en una sociedad democrática se reconoce y respeta el derecho de reunión pacífica y sin armas.

De igual manera, se debe respetar el derecho a la libertad de expresión, cuyo ejercicio sólo puede estar sujeto a las restricciones previstas por la ley, en interés de la seguridad nacional, de la seguridad o del orden público, para proteger la salud, la moral pública, así como los derechos y libertades de los demás.

Herrera Cáceres considera que la educación debe orientarse hacia el pleno desarrollo de la personalidad humana y del sentido de su dignidad, y debe fortalecer el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales

Además, debe capacitar a todas las personas para participar efectivamente en una sociedad libre, favorecer la comprensión, la tolerancia y la amistad

Indicó que la enseñanza superior debe hacerse igualmente accesible a todos, sobre la base de la capacidad de cada uno, por cuantos medios sean apropiados, y en particular por la implantación progresiva de la enseñanza gratuita, tal y como lo señala el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El viernes recién pasado, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos emitió un comunicado en el que recomendó entablar un diálogo transparente y constructivo cuyos resultados sean ampliamente compartidos por todos los actores universitarios, en particular por los  estudiantes.

El ombudsman hondureño destacó  aspectos importantes para los estudiantes, entre los que mencionó  el derecho  de manifestación pacífica, la libre expresión de sus ideas y la apertura y participación responsable en un diálogo consecuente.

El titular del CONADEH también recordó a las autoridades universitarias el deber del Estado de respetar esos derechos humanos así como  potenciar y utilizar el diálogo democrático como instrumento idóneo de paz, libertad y armonía social.

Hasta ahora,  estudiantes de diferentes carreras de la UNAH han solicitado la inclusión en las decisiones tomadas por sus autoridades, en lo referente a la aplicación de normas académicas y económicas.

 

 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish