El Defensor del Pueblo H. Roberto Herrera Cáceres, destacó  la misión y el papel de las madres hondureñas como generadoras de la vida y  pilar fundamental que debe protegerse y promoverse como agente de cambio hacia la mayor unidad familiar, comunitaria y, en general, social, en Honduras.

Reconoció que ese sublime potencial y  aporte que emana de las madres presentes y  de las físicamente ausentes, es fuente de inspiración para la unidad nacional y la transformación de la sociedad y el Estado hacia la protección y defensa de la dignidad de todas las personas, asegurando el respeto mutuo y la solidaridad positiva, entre todas y todos los habitantes de Honduras, desde la fase local de la convivencia municipal.

Agregó, que la institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) busca facilitar la eficacia de ese potencial y aporte de las madres,  junto con el de la niñez y la familia, mediante el Plan de Acción “Vanguardia de la Dignidad Humana” que se implementa desde el 2014, en el ámbito nacional, por las oficinas del CONADEH, prestando sus servicios en los dieciocho departamentos de la República; y a nivel local, en municipios específicos  de esos departamentos, en los cuales desde diciembre del 2016, se construye por las comunidades municipales y sus autoridades locales,  los “Municipios de Bienestar Solidario” para materializar la seguridad humana y el desarrollo sostenible de las personas y familias que ahí conviven.

El Ombudsman  expresó su  reconocimiento y respeto permanente a todas las madres hondureñas  cuyas familias les acompañan en el “Día de la Madre”, a las que aún  viven en situaciones difíciles atentatorias contra su dignidad humana, y a aquellas madres que ya se han ausentado definitivamente de nuestras vidas.

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish