• La visita a Honduras del relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Christof Heyns, se centra en la situación actual de la violencia en el país, que incluyen las denuncias de homicidios, atentados y actos de intimidación contra defensores de derechos humanos, periodistas y abogados. 

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, se reunió este lunes con el relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Christof Heyns, para abordar la situación de los derechos humanos en Honduras y, en particular, del derecho a la vida y la negación a la justicia, por los altos índices de impunidad.

En su intervención, el ombudsman hondureño, reveló al Relator de las Naciones Unidas, que el CONADEH, atendió en el 2015, un total de 11,189 denuncias de las cuales 3,692  que representa el 33%,  fueron por presuntas violaciones al derecho a la vida y a la integridad personal.

Detalló que alrededor de 982  denuncias recibidas con respecto al derecho a la vida, son por amenazas a muerte.

El Defensor del Pueblo, también expresó su preocupación por la situación de pobreza y de exclusión social que  se vive en el país desde hace muchas décadas y que hoy se ve agravada por la presencia del crimen organizado, la corrupción y la impunidad.

Todos estos componentes, según Herrera Cáceres,  han creado, en los últimos años, un grave problema lo que ha motivado al gobierno a solicitar la presencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a constituir, con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA),  una comisión especial de lucha  contra la corrupción y la impunidad.

El titular del CONADEH también destacó el proceso de depuración de la policía, que se lleva a cabo  ante la supuesta articulación que hay entre miembros de ese cuerpo encargado de la seguridad con el  crimen organizado.

Otro de los aspectos abordados por el Defensor del Pueblo con el Relator de la ONU fue el de la impunidad.

Según el defensor de los derechos humanos, cuando hay un alto índice de impunidad, que puede ir más allá del 90%, es una prueba fehaciente de la negación que hay del derecho al acceso a la justicia, que se ve agravado, muchas veces, porque la población no denuncia ya sea por temor o por otras causas.

Señaló que la población más afectada por la violencia delincuencial es la que vive en condiciones de vulnerabilidad.

Considera que en la lucha contra la impunidad se ha avanzado muy poco por la falta de procesos investigativos objetivos y contundentes.

Herrera Cáceres es del criterio que la responsabilidad del Estado está presente en todo, porque si hay impunidad es responsabilidad del Estado y que si los procesos no se llevan a cabo, el Estado debe  ir asumiendo su responsabilidad.

“La impunidad es la que permite la expansión de la delincuencia y ese es el gran problema que no se ve a profundidad”, expresó.

Otro de los temas abordados por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos con el  relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, fue el de los centros penales.

Fuimos de los primeros en señalar la problemática que hay en los centros penitenciarios que todavía son controlados por los mismos delincuentes o por los menores infractores en los lugares de custodia, dijo Herrera Cáceres.

El ombudsman hondureño reveló al Relator que actualmente el CONADEH está en proceso de construir sistemas locales de protección de derechos humanos que tiene como modalidad iniciar en los municipios para luego llegar al sistema nacional.

El relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Christof Heyns, inició, este lunes, una visita a Honduras y que concluirá el próximo 27 de mayo, periodo en el cual busca evaluar la situación del derecho a la vida en el país.

Su visita se centra en la situación actual de la violencia en el país, que incluyen las denuncias de homicidios, atentados y actos de intimidación contra defensores de derechos humanos, periodistas y abogados.

Según el CONADEH entre el 2001 y el 2015 murieron en circunstancias violentas 63 personas ligadas a medios de comunicación, entre periodistas, comunicadores sociales y propietarios, de los cuales el 95% se encuentran en la impunidad.

En lo que respecta a los profesionales del derecho, el CONADEH registra, entre el 2010 y lo que va del 2016, alrededor de 110 abogados muertos en circunstancias violentas, con un porcentaje superior al 90% de impunidad.

La visita del experto incluirá Tegucigalpa y San Pedro Sula y su agenda incluye reuniones con funcionarios del gobierno, instituciones del Estado, organizaciones no gubernamentales y locales, y líderes de la sociedad civil.
 

Categorías: NOTICIAS

Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish