Comisionado Nacional de los Derechos Humanos señala, al Estado y la sociedad, orientaciones fundamentales  para la seguridad humana, en Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Dr. Roberto Herrera Cáceres,como Magistrado de conciencia del pueblo que dirige la institución estatal creada como garantía del Estado de la protección y respeto de la dignidad humana en Honduras, expreso que: el CONADEH desde febrero ha venido formulando recomendaciones al Estado y la sociedad,sobre la prevención,contención y control,desde el enfoque en salud basado en los derechos humanos, y que, ante la situación de amenaza agravada del COVID-19, hay obligación general de proceder conforme a orientaciones fundamentales para la seguridad humana de la población.

El Defensor del Pueblo indica,entre esas orientaciones, las siguientes:

  • Debe demostrarse siempre, y durante ésta pandemia de COVID-19 y de epidemia del Dengue,la actuación y capacidad básica sanitaria, preventiva y de respuesta, por el Estado, conforme al enfoque de salud basado en los derechos humanos; el respeto de los derechos humanos de las personas y comunidades, por las empresas; el respeto mutuo de la dignidad humana, entre mujeres y hombres; y el cumplimiento ineludible del orden público que debe obedecerse, por todas y todos los habitantes. Los actores públicos deben facilitar acceso y difundir información fiable y datos verdaderos sobre COVID-19 y Dengue, como amenazas a la salud,vida y medios de subsistencia, que afectan a todas las personas y la población, victimizando más a las personas pobres. Deben informar y rendir cuentas sobre la debida diligencia en el cumplimiento de su obligación de proteger y respetar los derechos humanos de los habitantes, en particular la vida y la salud, y evidenciarlo de manera contundente.
  • Las personas particulares y actores privados deben cumplir firmemente con las instrucciones sanitarias por parte del Gobierno, y con las consecuentes medidas de orden público adoptadas, sobre esa misma base; y deben evitar también el discurso de odio, la difusión de noticias falsas, la información errónea, incompleta o tendenciosa; la estigmatización y la discriminación.
  • Debe prevenirse, combatirse, sancionarse y controlarse más la corrupción e impunidad, la especulación en el abastecimiento de alimentos y medicamentos esenciales para la población, incluyendo agua y energía eléctrica,protegiéndose al consumidor, al usuario y,en especial,a las personas en situación de pobreza.
  • La nueva normalidad debe prepararse y ser guiada hacia el logro de los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas que es instrumento de planificación y cumplimiento de derechos humanos y vía conducente a un real Estado democrático de derecho, en el cual el ejercicio de todo el poder público y de la sociedad, esté dirigido exclusivamente a proteger, promover y respetar la dignidad humana y la justicia social,en Honduras,concluyó el Ombudsman, Herrera Cáceres.

CONADEH, Tegucigalpa, Honduras,Centroamérica,23 de junio de 2020


Comunicación y Prensa

http://www.conadeh.hn

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish