La única vía hacia el fin supremo de protección, respeto y promoción de la dignidad humana, en Honduras

Compatriotas: como Comisionado Nacional Derechos Humanos, me dirijo a cada una y uno de Uds. para recordarles que, acompañado por el equipo nacional de trabajo CONADEH, estamos siempre a su servicio y, por ello, al de Honduras, en especial de la mayoría de nuestro pueblo que vive aún en condiciones de pobreza y desigualdad social.

En seguimiento a análisis y recomendaciones que el CONADEH ha venido realizando desde el 12 de marzo, al Estado y la sociedad, para atender la crisis sanitaria actual de lucha contra el COVID – 19 y el dengue, así como la preparación poscrisis de la transformación nacional:  considero imperativo referirme a los deberes que, como personas naturales y aún de las empresas responsables, necesitamos honrar con respecto a las personas menos favorecidas en nuestra sociedad, en cuanto a posibilidades y oportunidades de vida digna, en nuestro país.

El Coronavirus y sus aliados afectan los derechos humanos de salud, vida, integridad y todos los demás interrelacionados de toda la población e impactan directamente, con mayor fuerza, en las personas pobres y socialmente excluidas del acceso a bienes y servicios indispensables en la vida diaria. Por lo que es importante que, esa parte mayoritaria de nuestra población, sea adecuadamente protegida, tomando conciencia de la gravedad de la crisis sanitaria y ayudarles a ayudarnos a cumplir con nuestros deberes de apoyarles, evitando ser conducidos por el engaño, la confusión, el ocultamiento o la negación de la peligrosidad real del coronavirus que ya se ha evidenciado, en todo el mundo, y cuyo angustioso peso y dolor estamos comenzando a sentir, en Honduras.

Con aprecio fraternal y como Defensor del Pueblo hondureño, convoco a todas y todos los habitantes a rebelarnos y levantarnos más decididamente contra ese mal público que ataca a nuestras familias, comunidades municipales, trabajos, servicios públicos y, en suma, que intenta privarnos del ejercicio y goce real de todos nuestros derechos humanos y libertades fundamentales, agrediendo nuestra dignidad como seres humanos.

En los días por venir, libraremos batallas decisivas en defensa de nuestras vidas, salud e integridad, en las cuales todas y todos deberemos participar más ordenadamente, cumpliendo las medidas sanitarias que dicten las autoridades de salud. Leer pronunciamiento completo aquí

Categorías: COVID-19

Chinese (Traditional)DanishEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish